15 de agosto - 130º Aniversario de la Colombofilia Argentina



El 15 de Agosto de 1886 llegaron en el Vapor Senegal a Buenos Aires, con destino a la cercana ciudad de Zárate para trabajar en una celulosa los colombófilos belgas Emilio Duvivier y Pedro Van den Zander. Ambos llevaban palomas, y se reconoce esa fecha como el inicio de la colombofilia argentina.

Poco a poco la actividad fue desarrollándose, primero en Zárate, donde a falta de relojes los aficionados corrían con sus palomas a un punto central donde había jueces, luego en Buenos Aires, y posteriormente se diversificó la afición en ciudades como Bahía Blanca, Rosario, Avellaneda, Santa Fe, Córdoba, Pergamino.

En 1926, el entonces presidente de la nación decidió crear la Federación Colombófila Argentina, bajo el mando de los militares del país, vistos los antecedentes europeos del uso de palomas como mensajeras. En 1945, se llegó a tener la mayor cantidad de criadores reconocidos en el país, unos 6000, que anillaban 120000 pichones. Era una época de gran actividad colombófila y con buen desarrollo, incluyendo importaciones de palomas de los mejores colombófilos europeos, planes de vuelo con concursos de larga distancia, vuelos nocturnos.

Con el paso de los años la cifra de aficionados fue decreciendo, hasta nuestros días, en que existen en el país unos 2500 colombófilos (de los que participan activamente en las competencias unos 1500). Todos se encuentran afiliados a algunas de las 130 asociaciones en actividad, que a la vez están nucleadas en la Federación Nacional. El anillamiento anual ronda las 130000 unidades.

En la actualidad se rige según la Ley Nacional 27.171, aprobada en el año 2015. La F.C.A. está afiliada a la Federación Colombófila Internacional, es miembro de la Asociación Iberolatinoamericana de Colombofilia, Confederación Argentina de Deportes y del Comité Olímpico Argentino, en calidad de adherente.


Este año, celebramos tan significativo aniversario a través de diversos eventos auspiciados y organizados por la Federación: la Expo Nacional y Olímpica, los Concursos Nacionales de Curuzú Cuatiá, Obelisco, Zapala, más la Suelta Nacional de San Rafael -la novedad del año- y las clasificaciones de Ases Nacionales, conforme los requisitos que define la F.C.I. para las Olimpíadas Colombófilas.


También resultará más que interesante, que en cada periódico, radio, programa de TV de nuestro amplio país, podamos lograr que se hable, escriba ó comente respecto de la Colombofilia, nuestra gran pasión. Nuestra mejor contribución será aportando nuestro esfuerzo para difundir la actividad deportiva.